mi primera vez pasion y sexo en el gimnasio

Feeldoe

mi primera vez pasion y sexo en el gimnasio
tenia unos 19 años, y solia ir mucho al gimnasio, por cuestiones de tiempo, iba siempre en las mañanas,
era un gimnasio pequeño y a esas horas solian entranar pocas personas, yo hacia mi rutina de ejercicios y luego me
duchaba me cambiaba y me iba a trabajar.

Hacia un tiempo ya, que mi curiosidad hacia los penes habia despertado, nunca habia estado con un hombre antes,
pero mis gustos se empezaron a ampliar, pase de ver pornografia normal y me dedique un buen tiempo a videos de corridas sobre
mujeres, cada vez la curiosidad y la necesidad de mi cuerpo y el gusto tan prohibido de calentarme viendo penes crecio
hasta que un dia empeze a buscar pollones solo, y veia images y videos de corridas, era muy caliente, pero hasta ahi.

No me habia atrevido a estar con ningun hombre y la verdad no me sentia nada atraido por ellos.

Muchas veces compartia el vestuario con algunos hombres, muy rara vez habia alguien, siempre estabamos los mismos a esa hora.

Pedro, me acuerdo que se llamaba, era un tipo no tan alto como de 1,80 y unos 43 años, con los cabellos grises y los bellos de
su cuerpo gris, podado a maquina, todo al raz, siempre se sentaba desnudo despus de ducharse a conversar, conmigo, o con uqin
estuviese ahi, tenia un pene grande, como de 22 cm, calculaba yo que seria cuando se pusiese duro, y bastante grueso. todo un deseo.

Abelardo, el otro compañero con el que siempre coincidia en el vestuario, Abelardo tenia un poco de pluma y era mas sonriente
de 1,85 unos 32 años, no tan musculado pero un cuerpo bien athletico, tenia un rabako bien gordo, se le viea colgar entre las piernas
un a****l podria calcular yo en mi mente como 19 cm, pero unos 12 cm de grueso. era un buen pollon. Siempre que conversaba con
el me era imposible no mirarle el pene, se me iba mucho la vista y el se daba cuenta y se reia.

Muchas veces lo veia tanto y se me iba la imaginacion entonces yo empezaba a ponerme duro y me iba corriendo a las duchas y me
masturbaba, eran unas duchas por cubiculos asi que uno tenia su privacidad ahi, varias veces me metia los dedos y jugaba con
mi culito pensando en la gruesa verga de Abelardo.

Poco a poco , aunque actuando con miedo mis ganas de verlos duro a los dos y saber si mi imaginacion
era precisa con respecto a sus penes, asi que empeze a actuar un poco mas descarado con respecto a lo que queria,
mis miradas eran mucho mas fijas, y me dejaba notar cuando tenia que apollar una pierna en el banco e inclinarme a recojer
algo, para que se viera bien mi culote, incluso en alguna conversacion con ellos, llegue aunque lleno de miedo a pasarme
las manos por las nalgas sutilmente y abrirmelas un poco. Ellos actuando con naturaleza no decian nada, aunque cuando me iba
a duchar siempre los oia reir.

Aquella mañana, estaba decidido, muy caliente, me habia masturbado dos veces antes de ir a entrenar, no me sacaba de la cabeza
el pene de abelardo ese grosor lo queria sentir, al igual como lo pienso ahorita y me excito, Asi que mientras conversabamos
como de costumbre, y mi mirada muy perdida en su pene, subi lentamente la mirada para encontrarme con su sonrisa.

Abelardo me dijo ” tienes unos ojos muy tercos, aunque tu quieres poner tu mirada aqui arriba ellos quieren mirar a otro lado”
yo me sonroje muchisimo y del miedo cambie el tema y me meti en la ducha. estaba tan caliente que me empeze a pajear muy rapido.
sentia como me iba cargando e iba a correrme, pero entonces escuche el ruido de la otra ducha que erea pedro duchandoce, y senti un
paso en mi ducha, cuando me voltie, estaba abelardo dentro de mi ducha con la mano sobre su pene sobandoselo suavemente.

Su bestia ya estaba cogiendo forma y estaba semi dura, y me miro a los ojos y me dijo “asi que esto es ppor lo que siempree sales corriendo
a ducharte, que calenton” se rio y dio un paso hacia mi, yo aunque deseoso de su polla, tenia mucho miedo asi que di un paso hacia atras
para toparme con la pared, abelardo dio otro hacia adelante y su pene y su pecho comenzaron a mojarse por el agua, y yo tratando de irme
mas hacia atras, sonrojado con el pene muy duro apunto de estallar y mudo, me resbale y cai sentado, justo para tener la veerga
de abelardo frente a mi, el dio el sigueinte paso y puso semejante pollon grueso venoso y prensado frente a mi cara y yo como
resistirme, lo mire fijamente y me dijo “acaso no te lo vas a meter en la boca?, no es lo que siempre has querido?”,
yo con un gesto dije que si, y me lanze mas de la mitad del pene dentro de mi boca en una sola embestida, podia sentir lo caliente
que estaba, comenze a mamarlo rapido desesperado con mucha fuera chupando duro su cabeza y pajeandolo con las manos, deseoso de su esperma caliente
mis manos jugaban con su tronco y sus testiculos, y mi lengua hacia circulos en su cabeza, lamia desde los testiculos hasta la punta del pene
y saboriaba ese calentico y viscoso preseminal.

Senti como abelardo se tenso y su cuerpo se estremecia, pero de golpe me la saco toda de la boca y se separo de mi, me puso de pie y me dio media vuelta
pegandome contra la pared, yo muy duro y caliente me agarre las nalgas con ambas manos y me las separe, para sentir lo que fue la punta de su pene
lentamente que se acercaba y empujaba contra mi ano. estaba tan caliente su pene, senti ese calido calor en mis nalgas y me empuje lentamente contra el
empeze a sentir como mi ano se dilataba y se abria, y como su cabeza y el grueso de su vergote razgaban y entraban en mi. lenta mente, centimetro a centimetro
me metio toda la cabeza del pene.

yo me morida la boca para no gritar pero dejaba escapar gemidos cortos, de placer, abelardo dejo de moverse y se acerco a mi oreja
susurro ” esto te va a encantar”, saco un poco de lo que me habia metido y lo volvio a meter de golpe, yo en un suspiro senti un
vacio y un dolor de algo que me desgarro por dentro, pero era tal el placer que empeze a correrme, abelaerdo saco todo su pene y me dio la vuelta
mi pene quedo justo sobre el suyo, me miro a los ojos y me dijo, “Correte sobre mi verga.”

Llene todo su pene de mi leche, y entonces me di la vuelta y me agarre las nalgas de eneuvo abriendomelas, dando paso a su
semejante miembro, que entro estea vez con mas facilidad, y con un calor exquisito qeu calenteaba mi ano y mis nalgas, se deslizo
facilmente hasta la mitad y luego poco a poco me la metio toda, me quito las manos de mis nalgas y yo agarre la pared y con
mis nalgas apretaba su pene, que sacaba y metia lenetamente, estaba disfrutando de mi culote, y yo de ese pollon, sentia las venas
en mi culo su relieve, y sentia como me abria cada vez que salia y entraba mas, despues de lo que para mi fueron unas 8 estocadas lentas
desde la punta hasta el fondo, abelardo me saco la polla, y me puso de rodillas justo frenta a ella, se la pajeo un poco y me
empezo a gotear y derramar poco a poco su caliente sperma sobre toda mi cara y mi boca, yo tragaba lo que podia, y salia muchisimo.
nunca habia visto tanta leche, se sacudio bien pegandome el pene de la cara, se rio y se salio de la ducha.

yo me quede sentado ahi unos 3 minutos sin reaccionar o moverme, encantado y asustado, analizando lo bien que lo habia pasado y
lo que habia despertado, cuando entro pedro en mi cubiculo Duro y apunto de estallar.

Mire su pene fijamente y vi como poco a poco empezo a ponerse blanca la punta y lo sigueinte que senti fue un caliente chorro de
esperma salpicarme a la cara, se acerco a mi y pego su pene a mi frente ye termino de masturbarse en mi mientras toda su leche
caliente caia sobre mi boca mis ojos mi frente, mi cara, yo con la lengua afuera tratando dee atrapar todo ese delicioso esperma.
se sacudio y salio, yo termine de ducharme y cuando sali ya ninguno de los dos estaban.

Fue mi primera vez y la mas caliente que he tenido, ha sido la unica vez que he estado con un hombre y si fuese a estar otra
tendria que ser un pollon asi, no pude volver al gimnasio del susto y la verguenza, aunque siempre me quede con las ganas.

Yorum bırakın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir